in ,

Beneficios de crear empresas sostenibles en la región

Por: Julio Velasco, Senior Account Executive Multi-Industry para SAP Centroamérica

  • Los gobiernos centroamericanos deberían empezar a pensar en políticas económicas que incentiven la creación de empresas sostenibles

Centroamérica es una región en donde el tema de sostenibilidad debería ser prioritario.  Es una región privilegiada por ecosistemas únicos y un medio ambiente que no necesita de mucho para mantenerse estable.  Gran parte del turismo (casi doble dígito de aporte al PIB en la región) en Costa Rica, Guatemala y Panamá depende en su mayoría del medio ambiente.  Turistas visitan a dichos países para ver todo tipo de flora y fauna inexistente en otras partes del mundo, endémica de la región.

El impacto de las operaciones de empresas fabricantes ha venido causando daños que son muy difíciles de revertir. Hasta hace pocos años no existía una cultura de sostenibilidad en el ambiente empresarial.  La globalización y la exigencia por parte de clientes extranjeros a empresas de la región para que cumplan con estándares de producción sostenibles, han hecho que se torne en algo importante.

Los gobiernos de estos tres países han ido tomando nota de ello y en algunos se vienen trabajando diferentes iniciativas que buscan hacerle frente a esta problemática generando diferentes estímulos que motiven a las empresas a convertirse en empresas altamente sostenibles, amigables con el medio ambiente y comprometidas socialmente que integren estos factores en su estrategia corporativa.

De forma general, las regulaciones en sostenibilidad en Latinoamérica están en la fase inicial, se han ido generando de forma aislada en cada uno de los ejes con principal énfasis en programas sociales por la característica de nuestras regiones de economías emergentes. A nivel ambiental existen regulaciones principalmente en las industrias más demandantes a nivel uso de recursos no renovables y biodiversidad (servicios básicos, sector público, minería y construcción). Sin embargo, estamos aún como región con mucho por hacer respecto a este tema, ya que no hay regulaciones aún en temas de emisiones, manejo de plásticos (materiales), manejo de residuos etc.

Centroamérica a la vanguardia

Centroamérica sin embargo es una región en dónde esta temática empieza a moverse a un ritmo ágil, con diferente industrias y organizaciones liderando prácticas y agendas en torno a la sostenibilidad. Dentro de la última medición de avance sobre los ODS, Costa Rica se destacó por sus programas en los 3 ejes, principalmente en el social y por lo tanto su contribución global sobre este avance.

Panamá, es el país que tiene más legislación y beneficios para las empresas sostenibles.  En Costa Rica, no hay incentivos en la normativa tributaria con respecto a empresas sostenibles. Sin embargo, se cuenta con algunos impuestos asociados a sostenibilidad: 1. Timbre Fauna Silvestre Ley 7317, 2. Impuesto Único a los Combustibles Internos Ley N°8.114, 3. Impuesto al cemento Ley N°6.849, 4. Impuesto general forestal. El resto de países a nivel tributario asociado a la sostenibilidad tienen: el impuesto a combustibles, impuesto al cemento, impuesto de circulación de vehículos y el impuesto a la primera matrícula de los automóviles.

A nivel gubernamental son muy pocas las iniciativas que se están planteando para incentivar a las empresas a volverse sostenibles.  Solamente Panamá y Costa Rica tienen iniciativas.  Panamá tiene las empresas de beneficio social y la Ley 223 2021.  La ley 223 2021 es para empresas en la operación de plantas de reciclaje o para empresas que reconviertan su actividad y reemplacen sus productos de plástico por materiales biodegradables libre de plástico obteniendo varios beneficios por 5 años.

En Costa Rica existe la Ley de financiamiento e inversión por medio de bonos temáticos, que se encargan de facilitar el financiamiento por medio del mercado de capitales de actividades, obras y proyectos tendientes a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles. Adicionalmente, Costa Rica cuenta con la certificación de sostenibilidad Turística, donde las empresas reciben como beneficios una estrategia de mercadeo que ofrece el Instituto Costarricense de Turismo, exoneraciones en ferias internacionales, entre otros.

Sectores sostenibles

A pesar de que no existen beneficios tangibles para las empresas a nivel gubernamental para tener estrategias de sostenibilidad a mediano y largo plazo, muchos sectores se han dado cuenta que es crítico implementarlas.  La iniciativa privada, sin lugar a duda, va más adelante que los gobiernos en este sentido.  Centroamérica tiene industrias que abanderan proyectos de sostenibilidad en toda la región.  Algunos sectores de la economía que más interés han puesto en desarrollar estrategias sostenibles son: turismo, agroindustria, producción, construcción y en menor escala el sector público.

Países como Colombia, México y Argentina han desarrollado leyes que benefician a las empresas sostenibles. En Centroamérica, Panamá ha estado aplicando políticas muy similares tratando de quedar actualizado respecto estos países. Se espera que se vuelva cada vez más importante la sostenibilidad empresarial en el país.  Por su parte, Costa Rica está aumentando sus esfuerzos en agenda de sostenibilidad con políticas claras (1. Política Nacional de Producción y Consumo Sostenible (PyCS), 2. Política Nacional de Biodiversidad 2015 – 2030, 3. Política Nacional de Desarrollo Productivo, etc.). Sin embargo, carece de incentivos tributarios que apalanquen modelos sostenibles empresariales.   Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala no tienen alguna ley de beneficios o reducción tributaria para empresas sostenibles.

 

What do you think?

Written by Guillermo A. Mata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ciberseguridad en tiempos de guerra: Cómo reconocer la amenaza invisible

Empleados pasan un promedio de dos días laborales revisando correo spam